lunes, 23 de noviembre de 2009

Fortuna

Soy un ser afortunado.

Hoy pienso que quizá sea el más afortunado de la tierra. Tengo una riqueza inmesurable, que crece con los días, a pesar de la aguda crisis que está haciendo sucumbir al mundo. Mis rendimientos no se indexan a ningún índice existente, ni a ninguna moneda, así que las variaciones de la tasa de cambio, no me afectan.

Mi fortuna, consiste en tenerte en mi camino, en haberte encontrado de nuevo, en saber que sí, que nací para tí, que era cierto eso que intuía, los flashes contínuos, tu en medio de todo, a pesar de los años... tantos, tantísimos años...

Mi fortuna es saber que te quiero en mi vida para siempre, como lo soñé siendo apenas una niña.
Es el amor que te tengo, que sé que me tienes, que crece y se hace fuerte y sólido.
Es ver el fluir de la vida, de los días, y sentir tu presencia constante.

Mi fortuna, Sergio, eres tu.


lunes, 16 de noviembre de 2009

Cuentas regresivas

La última vez que te ví, me subía a un taxi y te dejaba. Estabas ahí de pie, mirándome, despidiéndote después de un paraiso juntos. Ese momento lo tengo guardado en el alma... el segundo de dejarte, de mandarte un beso, de una lágrima detrás de las gafas negras... después de tantos momentos de amor...

y hoy tan solo faltan 18 días para verte, otra vez.

Para verte aparecer, otra vez, por esa puerta, y yo ahí, con el alma en las manos, esperándote. Como hace unos meses, como hace tantos años. Como esos momentos, pero un poco diferente.

Sergio, te estoy esperando con la vida y el corazón abiertos. Para que los tomes. Mi amor y yo te estamos esperando. Te esperamos.

Hoy fue un día feliz.
Hoy supe que estarás sentado en este mismo lugar, probablemente, mientras lees esto.
Hoy supe que compartiré aún más contigo...
Dormirás en mi cama... entre mis cosas.

Hoy, vuelvo feliz a mi cuenta regresiva.

Te amo

sábado, 7 de noviembre de 2009

Decreto... otra vez

Este decreto lo hice hace algún tiempo, pensando en vos, amor.
lo busqué y lo reproduje.
Porque la certeza de que nací para tí estaba ese día, estuvo hace años y aún está.
Te amo.


Y después de tantas horas,
de tantos días,
de tantos años,
decreto, que soy tuya.
Soy tuya así no esté contigo.

Soy tuya, de nadie más...
son tuyas mis palabras
y mis secretos.

Soy tuya, dispón de mí, te pertenezco.
Después de tanto andar,
de tanto buscar,
decreto,
que mis ojos nacieron para verte,
mis manos para tocarte,
mis labios para besarte.

Son tuyas mis canciones
y mis silencios.
Tuyos son todos mis recuerdos.
Tuyo este cuerpo cansado de no verte,
de tantos años,
tuyas mis manos,
tuya es mi alma, todo, todo es tuyo.
Me decreto tuya, por entero.

Decreto que no hubo nada más,
después de tus besos,
después de sentir tu aliento.

Tuya.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Galletita de la fortuna

"Before the beginning of a great brilliance, there must be a chaos"

A 33 días de verte de nuevo, amor, te salió este mensaje en la galletita de la fortuna. Puede ser que haya más caos. Puede ser, que como dices, ya ha sido suficiente. Sólo el futuro lo dirá. Pero entre tanto, sólo puedo jurarte que apuesto mi vida por nuestro amor. Qué venga el caos si quiere, yo estoy dispuesta a luchar.