miércoles, 10 de junio de 2009

Cosquillas en la panza

Siento cosquillas en la panza a menudo, y ha sido así desde siempre. Cuando tengo miedo, cuando presiento algo, cuando espero a alguien.. cuando viajaba muchos kilómetros para verlo, y durante todo el camino. Las cosquillas en la panza... cuando, en nuestro matrimonio, dije que sí... cuando nos acercábamos para hacer el amor, en fin...

Fueron disminuyendo, gradualmente, y tal vez de una manera inversamente proporcional al abismo entre nosotros. Y un día, ya no hubo más.

Pero hoy, en medio de una reunión importante, regresaron... cuando entró a mi móvil el "ya" que indicaba que todo, finalmente, había acabado. Después de nueve años y medio, hoy el tema concluyó. "Ya", y las cosquillas en la panza, celebrando la "libertad" del divorcio. "Ya" y la piedra en el zapato, al fin, empezaba a salir. Ya.

Hoy todo concluyó, y la tranquilidad, rozando la felicidad, es clara.

Hoy siento que todo va pasando, como si por fin hubiera cruzado la cerca, y pudiera ver la pradera de una forma diferente, más verde, más esperanzadora, más sencilla. Hoy, a pesar del dolor de los descubrimientos que definitivamente nunca dejarán de sorprenderme, tengo ganas de empezar de nuevo, con impulso y con el alma.

Cosquillas en la panza por mí y como siempre, por "el dueño de los versos a escondidas", por el Ser de todos los siempres...

* Algunas aclaraciones posteriores:

Mi ex-marido no es el sujeto de mis versos. El verdadero sujeto no tuvo nada que ver en la decisión que tomé... Es alguien a quien le pido perdón por no habérmela jugado nunca, y además, creo que nunca podré jugármela por él. Pero el amor está ahí. *

Habrá que celebrar la soltería y la vuelta de las cosquillas!!!!!

2 comentarios:

  1. Qué triste es sentir que la persona que te generaba cosquillas en la panza en sus primeros tiempos, hoy te las genere pero sabiendo que no lo volverás a ver. Sin embargo, la vida es así a veces y nunca podemos saber cuál es la persona correcta. El amor es riesgo.

    Te aliento en que, a pesar de esto, salgas en busca de tus mariposas y no pares hasta sentir que te invaden toda la pancita... Es lo más hermoso que te puede pasar!

    Un beso grande


    Lolita

    ResponderEliminar
  2. Wow, mi niña. Es la primera vez que entro a tu blog, de hecho cuando me dejabas mensajes le daba click al nick que aparecía y me daba error -no entiendo porqué- pero ahora finalmente entré y me enteró de un montón de cosas, de sentimientos...
    Me gustaría tanto sentarme a hablar tanto contigo. No sabía que ya no seguían, pero me alegra que estés conforme con esa decisión y que sigas buscando esas sensaciones que todos, finalmente, queremos sentir.

    Un beso grande, escribámonos más. Te quiero.
    Dei

    ResponderEliminar